Alcobendas

Cuando he visto esta instantánea he pensado: ¿la conozco?

Podría ser mi madre (cuando era joven), la tuya, la vecina del 2º o esas miles de mujeres que van a comprar con sus carritos todos los días, lanzándose a la aventura de ver qué narices compran para alimentar a su prole (y al mejor precio).

Para mí hacer la compra es un infierno porque A) no sé cocinar, por lo que siempre compro lo mismo, y  B) Carezco de tiempo que me permita comprar bien, y acabo gastándome una pasta en cuatro chorradas.

Por eso, admiro a todas esas mujeres. Detrás de sus plumas negros, botas planas (por si hay que esperar mucho en la pescadería) y gafas oscuras que cubran las ojeras, existen grandes luchadoras de la vida, como ella.

Porque sí, el mundo es suyo. Desde Alcobendas a Kuala Lumpur.

A todas ellas, mujeres pluriempleadas, madres e hijas, solteras o casadas: vuestro estilo siempre será de 10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s